10 busts de Fantasy Football para 2019

Cada año hay dos o tres jugadores que elegimos con mucha seguridad y confianza. Y cada año esos jugadores nos terminan decepcionando abruptamente, al nivel de no querer verlos de nueva cuenta en nuestros equipos de Fantasy nunca más. Precisamente para ayudarlos a que no les ocurra lo mismo en 2019, decidimos traerles un listado con 10 jugadores que podrían no cumplir con las expectativas y terminarán decepcionando. 

10. TE Kyle Rudolph, Minnesota Vikings

A pesar de ser parte de una ofensiva que lanzó mucho el ovoide, no logró conseguir grandes números. Para 2019 mucha gente lo sigue considerando como una buena opción para sus equipos y yo no estoy a favor de esa idea. En primer lugar, los Vikings buscarán lanzar menos el balón para tener un ataque más balanceado. En segundo lugar, su QB tiende a no buscarlo muy seguido. Y en tercer lugar, Irv Smith comenzará a competir por targets y pienso que tarde o temprano le terminará ganando el puesto titular. Por estos factores no me extrañaría si Minnesota intercambiará a Rudolph a media temporada. Si deciden hacerlo su TE titular, estoy seguro de que lo lamentaran a lo largo de la temporada. 

9. RB Tarik Cohen, Chicago Bears

No vayan a cometer el error de pensar que Cohen será el caballo de batalla de Chicago. Matt Nagy ya mencionó en repetidas ocasiones que el llamado “Human Joystick” seguirá teniendo exactamente el mismo rol en la ofensiva. Así que no esperen verlo cubrir el hueco que dejó Jordan Howard, ese lugar ya está más que ocupado con el novato sensación David Montgomery. Recuerden muy bien ese nombre ya que posiblemente le estará quitando mucho protagonismo a Cohen. Aún así sigue siendo una buena opción para sus equipos de FF siempre y cuando lo tomen a un costo adecuado, no se precipiten para tomarlo. 

8. RB Jordan Howard, Philadelphia Eagles 

Al igual que su ex compañero, se esperan grandes cosas de él en esta nueva temporada. Obviamente hay razones para pensar esto ya que estará trabajando en una gran ofensiva. No obstante, hay que tener cuidado con lo que realmente pueda lograr con las Eagles. Es verdad que actualmente es el corredor titular de Philadelphia, aunque es importante recordar que Doug Pederson se ha sentido cómodo trabajando con comités en lugar de centrarse en un solo corredor. Otro punto en su contra tiene nombre y apellido: Miles Sanders. El novato seleccionado en segunda ronda es una clara amenaza para Howard y probablemente le irá quitando snaps conforme vaya avanzando la temporada. No es descabellado pensar que, en algún momento dado, Howard termine siendo relegado a un rol secundario. 

7. WR Josh Gordon, New England Patriots

Si sólo dependiera de su talento sería uno de los mejores receptores actuales en la liga. Lamentablemente sus problemas fuera del campo han acabado con gran parte de su carrera. Justamente por ese motivo lo coloqué en este análisis, ya que estoy seguro de que cuando juegue va a cumplir de una excelente manera, el problema real es ¿Cuántos partidos lo veremos este año? ¿Hasta qué momento de la temporada va a jugar? Las respuestas son imposibles de predecir. Al ser uno de los jugadores más polémicos e impredecibles de la liga, debemos ser inteligentes y mantenernos lejos de él. 

6. WR Jarvis Landry, Cleveland Browns

No me malinterpreten, me gusta mucho la forma de jugar de Landry y pienso que es uno de los mejores receptores de la liga. Tristemente a veces eso no se traduce a valor en nuestro juego de fantasía. No estoy diciendo que vaya a ser mala opción en 2019, pero si creo que deberían de medir un poco el riesgo que implica elegirlo. Mucha gente lo está tomando como su WR2 o como Flex. Para mi forma de pensar, están cometiendo un error ya que esperan que tenga números similares a los de OBJ y déjenme decirles que eso no va a ocurrir. En 2018 no superó las 1,000 yardas aéreas y 5 TD. Eso lo logró cuando era el WR1 de los Browns, ahora con la llegada de su mejor amigo no creo que vaya a poder resaltar como muchos esperan.

 5. TE Eric Ebron, Indianapolis Colts

La regresión que esperábamos de él en 2019 fue confirmada con el sorpresivo retiro de Andrew Luck. Si de por si iba a ser difícil repetir sus números de 2018, sin su QB élite será prácticamente imposible. Además, es muy probable que se convierta en el TE2 de los Colts ya que Jacoby Brisset ha demostrado tener mucha química con Jack Doyle. Esta temporada luce muy complicada para Ebron, por eso mismo ahórrense decepciones y no lo tomen. 

4. RB Tevin Coleman, San Francisco 49ers

Cuando se convirtió en agente libre me emocionaba mucho saber su siguiente destino. Esa emoción terminó cuando los 49ers se hicieron de sus servicios. Estoy de acuerdo que no es un corredor élite, pero si es un jugador muy completo. Por lo mismo esperaba que se pudiera convertir en el caballo de batalla de algún equipo. Obviamente en San Francisco no lo será y por esa razón debemos tener mucho cuidado con lo que realmente nos pueda ofrecer este jugador. Estoy de acuerdo que su talento y la historia que tiene con su HC nos pueda llegar a emocionar, pero también hay que tener en mente que el backfield de San Francisco está totalmente repleto de corredores talentosos. Al tener tanta competencia dudo mucho que pueda resaltar y cumplir con las expectativas que se tienen de él. 

3. RB Phillip Lindsay, Denver Broncos

Todos estamos de acuerdo con lo grandioso que fue en su temporada como novato. Sin lugar a duda fue el mejor jugador que pudimos haber tomado del waiver-wire. Justamente por su gran temporada en 2018 se espera que su segunda temporada en la liga sea igual o mejor. Tristemente es mi trabajo decirles que se están equivocando al pensar así. Hubo muchos factores el año anterior que ayudaron mucho a Lindsay a crecer rápidamente dentro del equipo, y para 2019 la situación es totalmente diferente. 1) Royce Freeman sigue siendo un buen corredor y esta vez no estará lesionado al inicio de la campaña, 2) Su tamaño y peso no son lo ideal para un corredor titular en la NFL, 3) Tendrá que ganarse la confianza del nuevo staff de coacheo en Denver. Simplemente son muchas las razones para alejarnos de este corredor, o por lo menos no esperar algo similar a lo que vimos hace un año. 

2. WR Antonio Brown, Oakland Raiders

Creo que nadie imaginaba que el 2018 sería el ultimo de Brown como Steeler. Y vaya que fue un buen año; terminó con más de 1,200 yardas y 15 anotaciones. Claramente fue una campaña muy productiva, aunque desafortunadamente no creo que vaya a estar cerca de esas cifras en 2019. No dudo ni un poco de su talento, lo que me preocupa es que ahora estará trabajando en una ofensiva mucho menos prolífica y con un QB muy inconsistente. Además de que sus constantes conflictos extra-cancha lo hacen cada vez menos atractivo para tenerlo en nuestros equipos. Midan muy bien sus expectativas antes de tomarlo. 

1. RB Todd Gurley, Los Angeles Rams

Es realmente impresionante como pueden cambiar las cosas tan rápido. Hace exactamente un año Gurley ocupaba el puesto #1 de cualquier draft de fantasy, y el día de hoy las cosas son muy diferentes. Todo cambio en la recta final de la temporada pasada, ya que ahí fue cuando Gurley empezó a sentir dolor en la rodilla y lo obligó a perderse juegos importantes. Tal vez estuvo dentro del campo y recibió acarreos, pero todos sabemos que ese jugador no era Todd Gurley. Ahora que su rodilla tiene una condición artrítica los Rams le disminuirán la carga de trabajo para que les “dure” lo más que se pueda. Definitivamente los días donde recibía 300 toques por campaña quedaron en el pasado. No lo tomen pensando que puede ser el mejor jugador de fantasy porque muy probablemente terminen decepcionados. 

Mario L. Cabrera Fuentes (@MarioCabreraF)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.