Equipos que darán un paso atrás en la NFC

Todos los equipos de la NFL realizan movimientos con la intención de crecer y mejorar lo hecho en años anteriores (a menos que seas los Dolphins este año). Pero en ocasiones la labor gerencial de los equipos deja cosas que desear y nos deja entrever que su desempeño en el terreno de juego podría quedarse corto de las expectativas. Estas son mis predicciones de aquellos equipos de la NFC que darán un paso atrás con respecto a lo que hicieron la temporada pasada.

Los Angeles Rams

Esta es una elección relativamente fácil. Si los Rams no están disputando el Super Bowl en Miami sería un retroceso. Pero adicional a esto, ciertos movimientos de este año indican que va a ser muy difícil sostener su rendimiento. La temporada anterior se esperaba mucho de su defensiva y dejó mucho que desear, pese a ello, no hubo grandes incorporaciones en esta offseason más que la llegada de Eric Weddle para suplir la marcha de Lamarcus Joyner, además de algunas selecciones de un Daft que empezó muy tarde para ellos.

Pero lo que más preocupa es el estado de salud de Todd Gurley, sobretodo la manera en que la franquicia ha manejado la información y los movimientos hechos en la posición (usaron una transition tag y renovaron a Malcom Brown, luego subieron en el Draft para seleccionar a Darrell Henderson). Si bien CJ Anderson nos mostró que otro corredor podía producir en la ofensiva de Sean McVay, no es fácil tener que quitarle cierto grado de relevancia a quien para mí es el mejor corredor de la liga y quien fue eje fundamental de este sistema ofensivo.

Chicago Bears

Matt Naggy llegó a Chicago con la misión de apuntalar una ofensiva que había tenido un pasado reciente bastante cuestionado. Sin embargo, fue el costado defensivo el que sacó la cara por el equipo, la llegada de Khalil Mack fue la gran adquisición para rematar la unidad formada por el coordinador Vic Fangio. Y justamente es él quien me motiva a pensar que los Bears no podrán rendir al ritmo que lo hicieron el año pasado, Fangio abandonó a la mejor defensiva de la liga por ir a Denver, en su primer oportunidad de ser entrenador en jefe luego de 33 años en la NFL.

Chuck Pagano regresa a la especialidad defensiva, luego de una insatisfactoria experiencia como head coach en Indianapolis donde nunca pudo hacer crecer a la defensa de los Colts. Si bien creo que a mediano plazo cumplirá con las expectativas, esta temporada pinta para dar un paso atrás con respecto a la excelente temporada anterior; teniendo en cuenta también una regresión natural en los intercambios de balón, una estadística bastante volátil.

Dallas Cowboys

La temporada baja ha sido algo muy parecido a una telenovela: regresos de retiro, disputas contractuales y declaraciones polémicas, parecen condimentos muy claros para una debacle. Tras su cuestionado paso por la televisión, Jason Witten regresa a la franquicia en la cual posee varios récords de juegos, yardas y anotaciones, aún no está claro que se vaya a quedar en el roster y de ser así, habrá que ver que tanto puede aportar tras un año detenido en una unidad de alas cerradas que ha mostrado muchas carencias de talento. Pese a lo que Witten produjo a lo largo de su carrera, parece que este regreso responde más a una oportunidad que le brinda la franquicia para terminar su labor de comentarista de la manera más decorosa posible.

De otro lado, como lo mencioné previamente, las disputas salariales están a la orden del día en Dallas. Amari Cooper llegó a mediados de la temporada a cambio de una primera ronda del Draft, eso permitía asumir que su renovación se daría con naturalidad, pero parece que los Cowboys no le quieren dar lo que Cooper pretende recibir y las negociaciones de otros WR de la liga (Julio Jones, Tyreek Hill y Michael Thomas, quien ya renovó) afectará las negociaciones con el ex Raider.

Dak Prescott no es un QB elite en la liga pero de la manera que se mueve el mercado, deben darle un contrato cercano a los mejores para poder retenerlo. Es cuestionable, pero todo parece indicar que cometerán el error de darle una onerosa renovación (Jerry Jones inició la pretemporada diciendo que lo renovarían a toda costa). El último jugador sobre el cual se cierne la polémica es el corredor súper estrella Ezekiel Elliott, quien se encuentra alejado de los entrenamientos del equipo y a quien más se ha referido el dueño del equipo. Hace unas semanas dijo que no necesita un líder de yardas terrestres para ganar el Super Bowl (creo que Emmitt Smith tiene cómo contradecirlo) y recientemente quiso bromear con la frase “Zeke, who?” ante la pregunta de un periodista, queriendo quitarle importancia al jugador, el cual volvió a alejarse del equipo y parece dispuesto a perderse un par de juegos de temporada regular para generar presión. Hay demasiadas incógnitas y conflictos en el equipo para poder confiar en su desempeño.

Saliendo un poco de las situaciones puntuales de cada equipo, el entorno en el que se desarrollará será distinto al de la temporada pasada. Puntualmente creo que estos 3 equipos verán crecer alguno de sus rivales divisionales. Lo propio y lo ajeno parece conjugarse para ver un año no tan tranquilo en Los Ángeles, Chicago y Dallas.

Por Wilmar Chaves (@WChavico)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.