OPINIÓN: El cambio por LeSean McCoy tiene que cumplirse

Lógicos. Esa palabra utilizaría para describir los rumores que han ligado a LeSean McCoy con los Eagles en los últimos días. Y es que tienen tanto sentido para todas las partes involucradas que me sorprendería que el cambio no se hiciera realidad en las próximas semanas.

Empecemos hablando de Philadelphia, que se quedó sin juego terrestre temprano en la temporada si sumamos la salida de LeGarrette Blount, la lesión de rodilla de Jay Ajayi que lo obligará a estar fuera hasta 2019 y que los corredores que quedan en el roster, además de estar tocados por diversas molestias, ninguno es una opción para acarrear el balón más de 15 veces por partido. Darren Sproles, Corey Clement y Wendell Smallwood son corredores especializados en recibir el balón saliendo del backfield.

Hablemos ahora de LeSean McCoy, jugador que inició su carrera en Philadelphia, cuando fue tomado en la segunda ronda del Draft de 2009 y hasta la fecha sigue siendo el ofensivo con más yardas terrestres en la historia de la franquicia. En 2015, en medio de un cambio de cultura y régimen extremo con Chip Kelly, McCoy fue enviado a los Buffalo Bills, a cambio de Kiko Alonso.

En sus primeros tres años en Buffalo, McCoy corrió para 3 mil 300 yardas y 22 TD, siendo el eje ofensivo de la franquicia, que lo extendió por 5 años y 40 millones de dólares en los primeros días de su etapa como jugador de los Bills.

¿Por qué le interesaría a Buffalo cambiar a su mejor jugador ofensivo de los últimos años? Los Bills están en la contienda por la primera selección global del próximo Draft, con un roster muy golpeado durante el offseason con el que apenas le alcanzará para ganar un par de partidos este año.

De poco, por no decir de nada, le sirve a los Bills retener a McCoy, quien tiene 30 años y que de todos modos no puede hacer gran cosa detrás de la peor línea ofensiva en toda la NFL. McCoy está cobrando este año 8 millones 950 mil dólares, una inversión que simplemente dejó de valer la pena en Buffalo y que tienen en Philadelphia a la novia perfecta para mandar a McCoy y así deshacerse del salario del corredor lo que resta del 2018, así como el 2019, su último año de contrato.

McCoy pasaría de correr detrás de la peor línea ofensiva de la NFL, con la que apenas ha conseguido 170 yardas en 4 partidos este año, a estar con una de las mejores unidades en la Liga, aunque recientemente no está jugando a un buen nivel. Philadelphia tendría de regreso a un jugador que nunca debió de irse de la franquicia y podría revivir su juego por tierra, que de momento se encuentra en terapia intensiva tras la lesión de Ajayi, mientras que Buffalo le deja de pagar, tiene un suplente aceptable con Chris Ivory y puede seguir la reconstrucción del roster con la selección que reciba de Philadelphia.

Ya que hablamos de eso, analicemos una posible compensación para los Bills. Un corredor de 30 años, que cobra 17 millones de dólares en los últimos dos años de su acuerdo y que simplemente ya no es productivo para ti. Una selección de quinta ronda podría servir para hacer realidad el cambio, creo yo.

Estos rumores tienen mucha lógica, como les decía al inicio de esta publicación.El escenario es muy favorable para todos los involucrados y estoy seguro que ha habido un par de conversaciones que podrían tomar más velocidad ahora que Philadelphia tenga 10 días entre un partido y otro, pues su partido de la Semana 6 es el jueves por la noche.

POR JESÚS SÁNCHEZ (Twitter y Facebook)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.